Red de Varamientos de Yucatan

¿Cómo actuar?

Evaluación clínica de un delfín varado (C)

Todos tenemos el impulso de ayudar cuando encontramos un animal varado en la playa. Sin embargo, no siempre sabemos qué hacer y a veces, actuando de buena voluntad, complicamos más las cosas sin darnos cuenta. Existen ciertas medidas que podemos tomar en caso de encontrar un animal encallado:

1. La primera, y la más importante, es NO MOVER al animal NI DEVOLVERLO AL AGUA. Un animal varado requiere una evaluación clínica antes de determinar si puede ser devuelto al agua o necesita tratamiento. Si el animal está enfermo y lo regresamos al agua, volverá a varar en alguna otra zona menos transitada y será más difícil ayudarlo. Por otra parte, si el animal está muerto, al no poder examinar el cadáver no podremos determinar la causa del varamiento.
2. Notifica a la red de varamientos o a las autoridades ambientales. En el caso de Yucatán, comunícate a alguno de los siguientes números:

  • Red de Varamientos de Yucatán, A.C. (REVAY): 01 800 710 33 70, 01 (999) 948 36 10 o al 01 (999) 148 45 77.
  • Delegación de PROFEPA en el estado de Yucatán: 01 (999) 923 28 80, extensión 105
  • Delegación de SEMARNAT en el estado de Yucatán: 01 (999) 942 13 09
  • Capitanía de Puerto de la Localidad

3. No olvides indicar el tamaño, el número de animales, el color, la presencia de heridas o raspones (si los hay) y sobre todo, puntos de referencia que permitan ubicar el lugar más fácilmente.

4. Mantén al animal cómodo y tranquilo. Evita que la gente se amontone a su alrededor o que los animales se acerquen. Mantenlo apoyado sobre el vientre y cava agujeros alrededor de sus aletas para que descansen sin soportar el peso del animal.

5. Procura mantener al animal fresco y húmedo. Cúbrelo con sábanas o telas ligeras empapadas en agua y mójalo frecuentemente. Recuerda que su piel es muy sensible y se lastima con facilidad, por lo cual no deberás arrojarle cubetazos de agua, sino esparcirla suavemente. Mójale frecuentemente la cabeza, evitando hacerlo cuando su orificio respiratorio esté abierto. Evita cubrirle las aletas y la cola, ya que a través de ellas disipa el calor. Protégelo del viento y del sol.

6. Evita tocar al animal. Pueden ser muy carismáticos y tener una “sonrisa” agradable, pero no están acostumbrados al contacto de los humanos. Recuerda que un animal varado es un animal en problemas, y un animal en problemas puede reaccionar de manera violenta, lastimándote, lastimando a otros o lastimándose a sí mismo. No corras riesgos innecesarios. Si tienes que acercarte, mantente lejos del alcance de la cola y el hocico.

7. Evita ruidos fuertes, gritos y movimientos bruscos. Cuando un mamífero marino está fuera del agua, todas estas cosas son completamente extrañas para él y lo asustan. Mantén la calma y tranquiliza a quienes te acompañan. Eso tranquilizará a su vez al animal.

8. Permanece en el sitio hasta que la red de varamientos o las autoridades lleguen al lugar. Es más fácil encontrar a un animal varado si hay alguien esperando cerca. Si no puedes quedarte, asegúrate de que haya alguien que lo haga o que pueda proporcionar información detallada para llegar al lugar.

9. Solicita informes a la red de varamientos sobre los resultados del evento. Esto te permitirá enterarte de todo lo sucedido y nos sirve a nosotros como retroalimentación y motivación para seguir trabajando.

¡Muchas gracias por tu ayuda!